Primera casa trans en Córdoba: “Algunas chicas no tienen DNI.” – destacó el coordinador del centro.

Tras conocerse que abrirá sus puertas la primera casa trans de Córdoba, Judith Tartusi, en su programa “Buen Día Ciudad” dialogó con Franco Bonino, estudiante de Sociología y Ciencias Políticas en la Universidad de Villa María, Coordinador del Centro.
Ésta será además la segunda casa de este tipo en América Latina, la primera está en la ciudad de Buenos Aires, con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, la cual consiste al día de hoy en brindar asistencia en alimentación, salud, educación y capacitación laboral a mujeres trans género. Si bien casi todo el trabajo que llevan a cabo se financia de forma auto gestionada con venta de rifas o tortas, desde la secretaría de Políticas Sociales de la Provincia se les brindan ayuda.
“Surge con la idea de dar contención a las compañeras tras que sufren una extrema vulnerabilidad y marginalidad por la exclusión permanente del estado y de la sociedad.” – comenzó diciendo Franco Bonino.
“Las chicas tienen un promedio de vida de 35 años y en un 97% no pudo terminar la escuela primaria. Pensamos en un espacio para que puedan terminar la escuela, tener una salida laboral. En un gran numero tienen como única salida laboral el trabajo sexual.” – sosotuvo.
“Venimos trabajando para dar cursos de oficios, pero también va a funcionar la primera cooperativa trans. Cuando se tiene trabajo se puede acceder a una obra social y mejorar la calidad de vida. Hay compañeras que vivieron la época cuando el travestismo era un delito, el sistema de salud la expulsaba y solo le dejaba la alternativa de la colocación de silicona industrial. Lo terrible es que eso se mete en la grasa corporal y es imposible sacarla.”
”Las personas trans rompen con una normal de mandato social, en una sociedad machista, una persona que nació hombre pasa a ser mujer y la sociedad responde en forma de violencia. Lo más importante es la visibilización de las personas trans porque hay mucho prejuicio, se piensa en droga, prostitución y violencia. Hay un gran número de chicas que quiere salir de la calle y no se droga.” – destacó Franco.
“Ellas viven día a día. Uno de los grandes desafíos de la organización es lograr un lazo de confianza. La vida las hizo construirse “ellas contra el mundo”. Si te corrieron de tu casa a los 13 años y tuviste que salir a prostituirte que podes esperar de alguien que no conoces. En la calle te exponer a la violencia. Tenés que pagar el derecho de piso.”
Consultado por otros servicios que brindaría la casa, Franco dijo que “Hay un grupo de médicos y acompañantes terapéuticos que van a asesorar sobre enfermedades de trasmisión sexual, que quienes tienen algún tipo de enfermedad comience su tratamiento y por qué no tienen que inyectarse la silicona industrial, para vivir de manera femenina su corporabilidad. Pero no podemos tener intervención médica. Se estamos trabajando con Hospital para que se empiecen a tratar en forma integral. Algunas no tienen DNI, vivieron en los márgenes de la sociedad.”
“Tenemos chicas de entre 18 y 50 años. Son aproximadamente 200 en la provincia dentro de nuestra organización. Hay más en otras organizaciones.”
Agregó finalmente que : “El Gobierno provincial a través de la Secretaria de Equidad y Empleo nos va a dar los Cursos de Oficios. En las zonas de trabajo sexual damos preservativos y además asesoramiento jurídico, pero también entregamos módulos alimentarios que obtenemos de parte de Ministerio de Desarrollo Social y empresas que nos envían mercaderías. Esto es muy importante porque una persona con VIH no puede seguir un tratamiento si no come, la medicación es muy fuerte. ”

Detalles en el audio.