Último día de la campaña de refuerzo de vacuna triple viral

  • Concluye hoy la campaña para aplicar la dosis adicional a niños y niñas de 13 meses a 4 años.
  • En toda provincia de Córdoba, se ha alcanzado hasta ahora una cobertura de 84,8 por ciento.

La campaña de refuerzo de vacunación contra el sarampión y la rubéola termina hoy viernes 30 de noviembre. El Ministerio de Salud recuerda que deben recibir esta dosis adicional de triple viral todos los niños y las niñas de 13 meses a 4 años inclusive, aunque ya hubieran recibido la correspondiente a los 12 meses de edad.

La campaña tiene entre sus objetivos sostener la eliminación del sarampión y la rubéola en nuestro país, que puede producirse por ejemplo a través de viajeros que visitan zonas donde hay circulación. Cabe señalar también que en los últimos meses se han dado casos de sarampión en Buenos Aires.

Sobre las enfermedades que previene la vacuna

La vacuna triple viral protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas.

El sarampión es una enfermedad viral, eruptiva y febril que se transmite por vía aérea. Es altamente contagiosa. Se presenta con fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis, tos y erupción en la piel. Se pueden desarrollar complicaciones respiratorias como neumonía y neurológicas, como meningoencefalitis. Puede ser mortal, se registra 1 a 2 casos de muerte por esta enfermedad cada 1000 enfermos.

La rubéola se presenta con erupciones en la piel, fiebre, conjuntivitis, dolor de garganta e inflamación en los ganglios (alrededor de la nuca y detrás de las orejas).

La prevención de la rubéola también es importante debido a que puede afectar a personas embarazadas susceptibles (no vacunadas) y transmitir el virus al feto. Si esto sucede durante el primer trimestre de la gestación, puede dar origen al síndrome de rubéola congénito, que provoca -en un alto porcentaje- cardiopatías, sordera, microftalmia y retardo de crecimiento intrauterino.

Por último, las paperas se presentan con inflamación en las glándulas parótidas (salivales). Se transmite de persona a persona a través de las gotitas que se eliminan al hablar, toser o estornudar, o al tomar contacto con objetos que han estado en contacto con esas secreciones. En casos graves, puede afectar el sistema nervioso central, el páncreas, testículos u ovarios, entre otras complicaciones.