Dra. Perotti: “La persona que venga a pedir la licencia de transporte especial debe venir con el vehículo adaptado para transportar silla de ruedas.”

Tras conocerse una denuncia pública de parte de Claudio Fernández, sobre que en una empresa de remises no quisieron trasladarlo porque no querían cargar su silla de ruedas, la Dra. Mariana Perotti, en comunicación con Judith Tartusi en su programa “Buen Día Ciudad”, detalló las ordenanzas que regulan los vehículos adaptados para transportar personas con impedimentos motrices.
“La ordenanza de taxis se dictó con algunas características diferentes para el transporte a las de remises. Luego se en Agosto de 2015 se le hicieron algunas modificaciones a ambas.”
El agregado dice textualmente:
“Los vehículos adaptados, para poder transportar a personas con impedimentos motrices, deberán contar con cinturón de seguridad que sujete al pasajero en su sillas de ruedas o cualquier otro elemento en el cual sea trasladado y deberán contar también con un sistema de sujeción que impida el movimiento del adminiculo dentro del automóvil.”
“A pedido de remiseros y taxistas se agregó esta modificación.”
“También tenemos que tener en cuenta que el transporte de taxis y remises en la ciudad no es un transporte público, como los colectivos urbanos de las grandes ciudades.”
“La semana pasada votamos el transporte escolar y especial, para transportar más de ocho personas. La persona que venga a pedir la licencia de transporte especial debe venir con el vehículo adaptado para transportar silla de ruedas. El área de tránsito, que es la autoridad de aplicación, la controlará.”
“Yo me acuerdo del Sr. Galarza, no sé si ahora tendrá la habilitación, si sigue trabajando. Había presentado una carpeta que tenía su auto adaptado para el transporte de personas con capacidades motrices. No sé si sigue usando el auto de esa manera.”
“El tema también es cultural, la sociedad debe hacerse cada vez más inclusiva. Yo hable con obras privadas sobre los bares que tienen sillas en la vereda. Me dijeron que tienen la obligación de dejar un paso. Esa es la teoría. A lo mejor habrá que inspeccionar como se está usando el espacio público, dejando el paso a peatones y a personas no videntes. Tenemos que aprender a no estacionar loa autos en las rampas, que eso muchas veces pasa. En muchos edificios públicos no hay rampas.”

Detalles en el audio.