Entre el julio y septiembre, Defensa de Consumidor receptó 4865 denuncias on line

En comunicación con “Buen Día Ciudad”, el titular de la Dirección de Defensa al Consumidor de Córdoba; Alberto Mousist habló sobre el número de denuncias que ente receptó en el período julio – septiembre.

“En dicho trimestre, la Dirección de Defensa del Consumidor (…) recibió 4.865 denuncias y reclamos online de consumidores y usuarios (…).

Los rubros más denunciados fueron: bancos y tarjetas de crédito, internet y televisión por cable, telefonía celular, electrodomésticos (compras online y a través de plataformas web) y planes de ahorro de vehículos nuevos y usados (multimarcas).

Las denuncias se registraron a través de (…) Ciudadano Digital (CiDi) nivel 2, mails, redes sociales y 0800 (…).

Mousist, dijo que `los reclamos fueron aumentando desde el inicio de la cuarentena porque se incrementó la venta electrónica, la gente se adecuó y vio que era cómodo denunciar de manera online´.

Dado el aumento de denuncias, Defensa del Consumidor y Lealtad Comercial recordó las recomendaciones para minimizar o evitar riesgos en compras y contrataciones.

Para consumidores y usuarios:

-Compras online: ingresar a un sitio seguro, donde figure el candado cerrado antes del comienzo de la URL; no comprar a través de redes sociales; no divulgar ni dar a conocer claves por correos electrónicos; evitar comprar en páginas extranjeras; asegurarse el envío de la factura de compra al mail consignado; derecho a devolver el producto dentro de los 10 días de adquirido o desde que se recibe en el domicilio, sin costo alguno.

-Compra de automotores: antes de comprar o señar, consultar en Defensa del Consumidor si la firma figura en el Registro Público de Infractores a la ley 24.240; con plan de ahorro tradicional las cuotas son móviles y suben cuando aumenta el valor del vehículo; en usados pedir garantía por escrito, que es de tres meses por ley; si la compra es a través de un crédito, pedir copia del contrato.

-Compra de viviendas prefabricadas: antes de comprar, consultar en Defensa del Consumidor si la firma figura en el Registro Público de Infractores a la ley 24.240; averiguar en la Afip si el Cuit de la empresa o titular están activos y bajo el rubro de la actividad; pedir informe crediticio de la firma; solicitar copia del contrato antes de abonar.

-Pedido de préstamos en entidades no bancarias: solicitar copia del contrato del préstamo o mutuo dinerario a suscribir, donde debe figurar el importe de cada cuota, tasa de interés y monto total a financiar.

-Contratación de servicios de Internet, cable y telefonía celular: debe suministrarse el servicio según las características ofrecidas y publicitadas; se puede pedir la baja a través de un botón que deben tener las empresas en sus páginas web.

-Uso seguro de tarjetas de crédito y débito: si la compra es presencial, no perder de vista el plástico; no brindar claves por redes sociales ni en respuesta a un mail que las solicite; antes de extraer dinero de un cajero revisar que la boca de ingreso de la tarjeta no esté adulterada, dañada o con signos anormales de uso.

-Deudas con tarjetas de crédito y bancos: se puede conocer cómo está compuesta la deuda (capital e intereses); las entidades deben brindar información detallada sobre la deuda.

Para proveedores de bienes y servicios:

-Se les solicita que solucionen los reclamos realizados por sus clientes.

-Si deben responder ante una denuncia en Defensa del Consumidor, se sugiere aprovechar la primera etapa conciliatoria para solucionar el conflicto y realizar una propuesta acorde con el reclamo. Así se evitarán sanciones y la inclusión en el Registro Público de Infractores.

-Conforme la resolución 424/2000 del Ministerio de Desarrollo Productivo -Secretaría de Comercio Interior- de la Nación, deben publicar en sus páginas un link de “botón de arrepentimiento”, mediante el cual el consumidor podrá solicitar la revocación de la aceptación del producto comprado o del servicio contratado en los términos del artículo 34 de la ley 24.240 y del artículo 1.110 del Código Civil y Comercial de la Nación”.

Fuente: Gobierno de la prensa de Córdoba.