Innovador sistema para que la nieve no arruine el pasto en los estadios de Rusia 2018.

La organización del evento global exhibió un innovador sistema de mantenimiento del césped en el estadio Baltika ubicado en Kaliningrado -enclave ruso entre Polonia y Lituania con costa al Mar Báltico-, cuyo campo de juego estaba nevado.

El sistema consiste en la colocación de una lona que cubre todo el campo de juego y que sirve como base para una estructura de lámparas eléctricas que generan una potente iluminación que derrite la nieve.

La lona contribuye a que el césped retenga el calor aportado por la energía lumínica y permite el desplazamiento de las estructuras, que cuentan con dos pares de ruedas cada una, según se puede observar en las imágenes publicadas por el portal especializado en estadios de fútbol StadiumDB.

El estadio Baltika tiene capacidad para 35.000 espectadores y se construyó exclusivamente para Rusia 2018 en Oktyabrsky, justo en el centro de Kaliningrado.