Otta Project en un concurso para representar a Argentina en Ámsterdam.

En la mañana de hoy “Buen Día Ciudad” dialogo con Héctor Costa ingeniero biomédico, dueño de Otta Project quien nos recordó de que se trata el proyecto en el cual viene trabajando junto a su hermano hace dos años y nos detalló el nuevo concurso en el cual van a participar.

“Ottaa es un sistema de comunicación alternativo, para personas con discapacidad en la comunicación, como niños con autismo o parálisis cerebral o adultos mayores que sufrieron un ACV. Le ofrece imágenes relacionadas al entorno para que la persona se pueda comunicar formando frases completa, tocando entre cuatro imágenes y el celular la reproduce en voz alta.” – explicó Héctor.

Recordó que este proyecto tiene un inicio en el año 2016, cuando su abuela necesitaba una herramienta para comunicarse.
“Lo mas usado son los saludos y las emociones. Nosotros tenemos todo registrado y entonces sabemos si hay un botón mal puesto o una frase que no se usa.”

“Nosotros la damos para descargar y probar y si la aplicación le sirve cobramos un pequeño monto, para financiar el grupo, que somos seis. Ese monto se puede cubrir con la obra social si la persona tiene certificado de discapacidad. Ya estamos cerca de los 2500 usuarios de los cuales el 70% son argentinos y el resto de Chile”

Además comentó que están como finalistas de un premio mundial. “Chivas (marca de whisky) lanzó un concurso de proyectos con fin social, donde se eligen representantes de las distintas zonas del mundo para competir en Ámsterdam. Nosotros quedamos como representantes de Argentina y Uruguay y vamos a ir a competir con otros 27 proyectos. Antes hay una votación on line, donde vamos a necesitar el apoyo para poder pasar a la final donde solo 5 compiten por un premio económico muy importante.”

“Ahora estamos desarrollando un complemento. Encontramos que muchas personas por alguna discapacidad no tienen el control necesario de su cuerpo para usar Otta Project, entonces para eso estamos desarrollando una vincha, que es como un casco, donde la persona va a seleccionar a través de ver las imágenes. La vincha entiende la actividad eléctrica del cerebro, para saber en cual imagen está interesado. No se usa la vista porque genera fatiga.”

“Estamos trabajando hace 5 meses y falta un año para que el producto sea comercial. Hoy en día no podemos ir más despacio.”

Destacó que también se ve mucho la posibilidad de que las personas con discapacidad puedan decir de que están bien.

Detalles en el audio.